Las mejores ideas para un picnic con niños

Llevar a los niños a almorzar al aire libre es una de las actividades que más ilusión les hace.

Pasar con ellos un día de campo o de playa, o bien simplemente en un parque organizando un picnic y disfrutando del sol y la naturaleza, es un plan estupendo.

¡Te damos ideas para que tu picnic con niños sea todo un éxito!

Lo que más disfrutan los niños en un picnic es la tranquilidad, la libertad y el contacto con la naturaleza

¿Qué tener en cuenta en un picnic con niños?

Cuando se va de picnic con niños es importante tener en cuenta algunas cuestiones, ya que nos será más fácil y llevadero y ellos lo pasarán mejor.

  • ROPA CÓMODA Y APROPIADA. Para empezar, es fundamental tener presente que los pequeños deben llevar ropa cómoda y adecuada para el lugar al que vayamos. También vestirlos con varias capas, de manera que si tienen calor o frío puedan ir poniéndose o quitándose las prendas a demanda.

  • ZAPATOS CERRADOS. Unos zapatos cerrados también son recomendables, puesto que podrán correr y jugar fácilmente.

  • CREMA SOLAR. Imprescindible también es aplicarles crema de protección solar tanto por la cara y cuello como por los brazos y piernas, si los llevan al aire. Además, a lo largo de la jornada se deberá renovar la aplicación de la misma para evitar quemaduras solares.

  • GORRA o VISERA. Igualmente, es interesante que lleven una gorra o sombrero para proteger sus cabecitas del sol.

Dicho todo esto, veamos algunas ideas interesantes para ir de picnic con los más pequeños de la casa.

¿Qué llevar a un picnic niños? Los imprescindibles

Te recomendamos que lleves lo justo porque lo importante es disfrutar un buen rato en familia y que los niños se diviertan.

Éstas son las cosas que no te debes olvidar:

  • MANTITAS. Las mantitas para tumbarse son esenciales, ya que será una estupenda experiencia para ellos eso de tirarse en el suelo para comer. La ruptura de la norma de comer sentados y en posición correcta será una actividad muy divertida para ellos y sabrán apreciarla bien como algo distinto y curioso.

  • SU PROPIA MANTITA. También te sugerimos que ellos lleven su propia mantita, pues así tendrán su espacio propio en el que descansar, comer o jugar. Si es impermeable, mejor que mejor, así evitaremos que si se derraman líquidos queden inservibles durante la jornada o hasta que se sequen.

  • ENTRETENIMIENTO. Llévales algún juguete para disfrutar en el campo, playa, parque o lugar donde vayáis a hacer el picnic: un balón, un hula hoop… o también unas cartas u otro tipo de entretemiento que sepas que les gusta y que incluso podáis disfrutar en familia.

  • LOS FUNDAMENTALES. Nos centramos en las cosas que necesitas para los niños pero no te olvides de las cosas fundamentales: un cuchillo, servilletas, vasos, cubiertos, bolsas de basura. Y muy recomendable, una nevera para la bebida.

Y lo más importante: la comida : ) Te damos algunas recomendaciones a continuación.

Comida para un picnic familiar

En cuanto a la comida, lo ideal es preparar un menú que les guste y lo más sencillo posible, pero intentando que sea fresco y ligero para combatir el calor.

  • SANDWICHES o BOCADILLOS con los ingredientes que más les gusten. Así podrán moverse mientras comen, curiosear y romper con las formalidades de la comida. Recordemos que es un picnic, es decir, un momento de actividad placentera y divertida. Tortilla de patata, pollo, salchichas… lo que más les guste para que disfruten de la escapada en familia.

  • FRUTA. Además del sándwich o bocata, es importante llevar también algo de fruta para cerrar la comida y darles mucha energía.

  • AGUA fresquita. El agua en cantidad es otro producto que no puede faltar en nuestra cesta de picnic para niños, ya que en días de tanta actividad los niños solicitan más agua de lo que comúnmente hacen. También puedes llevar una botella con limonada casera que les hará mucha ilusión, especialmente si te han ayudado a prepararla. Y alternativamente zumos o batidos.

  • «PREMIOS». No puede faltar algún premio o capricho como unas patatas fritas que les gusten mucho.

  • MERIENDA. Y no olvides llevar algo de merienda por si se alarga la tarde de escapada familiar. Tendrán mucha hambre porque estarán jugando y corriendo mucho y necesitarán reponer energía.

Ir arriba