Top 3 recetas de ensaladas para llevar de picnic

«Hemos decidido ir a comer al aire libre y no sabemos qué preparar». Tranquilos, aquí os dejamos tres estupendas recetas sencillas de elaborar para llevar a vuestro picnic bien sea en el campo, en la playa o incluso en un una salida a un parque.

Las ensaladas son un plato ideal para preparar cuando se va de picnic, ya que se pueden elaborar con tiempo y no necesitan calentarse para comerse. Solo hay que tener los ingredientes necesarios para, en unos minutos, confeccionar una ensalada que hará las delicias de todos.

Lo ideal es colocarlas en un recipiente de vidrio con tapa y dejarlas en la nevera. Una vez que nos dispongamos a irnos al campo o a la playa, las pasamos a un tupper de plástico para que pese menos, y se meterán en la nevera portátil que llevemos para que no pierdan la frescura y se puedan saborear cuando nos las vayamos a comer.

1. Ensalada de pasta

«Un plato fresco, fácil de preparar y muy ligero«

Este tipo de ensaladas permite prácticamente cualquier ingrediente, por lo que si se desea un plato para compartir sabroso y que llene bien el estómago, ésta es la ensalada perfecta. Se trata de una elaboración en frío. Solo es necesario cocer la pasta previamente y, una vez enfriada, añadir los ingredientes que más nos gusten. Normalmente se utilizan los macarrones, espirales o los lacitos (farfalle), ya que son más fáciles de remover y de pichar cuando están fríos.

Un ejemplo de ensalada de pasta puede ser este: se cuece la pasta y se deja enfriar, una vez fría se le añaden tiras de pollo asado, también tiras de pimiento y granos de maíz. La mezcla puede aderezarse con algo de aceite de oliva virgen extra y con sal y pimienta, así como con otras hierbas como el orégano o la albahaca.

También se le pueden añadir taquitos de queso feta o bolitas de mozzarella.

Si no tienes pollo, lo puedes sustituir por unos taquitos de jamón cocido o de pavo cocido.

Esta ensalada aguanta varios días en la nevera, por lo que si se cocina la tarde anterior no será un problema y sabrá deliciosa al aire libre.

2. Ensalada de patata con bacon

«Un plato algo más consistente, que gusta los niños y que se puede preparar la noche de antes»

Solo harán falta patatas hervidas cortadas en trozos, lonchas de bacon previamente cocinadas y cortadas en tiritas, cebolla roja picadita, unos cuantos tomates cherry partidos por la mitad, un poquito de ajo picado, sal y pimienta al gusto y se finaliza con una buena cantidad de aceite de oliva virgen extra.

Cuando se mezclan estos ingredientes se consigue un plato bastante nutritivo, con la carga ideal de hidratos de carbono, proteínas, grasas y vitaminas.

La ensalada de patata y bacon se puede elaborar y guardar en la nevera dentro de un recipiente adecuado con su tapa correspondiente sin problemas, por lo que se puede dejar preparada la noche anterior.

3. Ensalada de picadillo

«Esta ensalada es un clásico del verano, aunque se puede tomar durante todo el año«

Es un picadillo sencillísimo, pero que a todos gusta mucho y que se puede realizar en unos cuantos minutos.

Solo hay picar unos cuantos tomates grandes de ensalada. Le añadiremos cebolla muy picadita y pimiento verde igualmente muy picado.

Para finalizar también se le añade un ajo picado muy fino y algunos trozos de pepino.

Todos los ingredientes se remueven añadiéndoles algo de sal gruesa al gusto. Añadimos un chorrito de vinagre y, por supuesto, para finalizar se agrega una buena cantidad de aceite de oliva virgen extra.

Después pasamos a una fuente de cristal y le colocamos una tapadera. Se introduce en el frigorífico hasta que nos vayamos, para que esté fresquita a la hora de tomarla.

Ir arriba